Reportaje de Clohed Cirujanos en el periódico IDEAL

Reportaje a Clohed Cirujanos en periódico IDEAL

Reportaje de Clohed Cirujanos en el periódico IDEAL

El sobrepeso y la obesidad son la consecuencia del desequilibrio energético entre las calorías ingeridas y las calorías gastadas que causa una acúmulo excesivo de grasa perjudicial para la salud. Es la enfermedad metabólica más prevalente del mundo occidental y se ha convertido en uno de los principales problemas de salud de nuestra sociedad tanto por su impacto negativo sobre la morbilidad colateral asociada (es la segunda causa de muerte evitable después del tabaco) como por el coste sanitario derivado de la misma.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2016, a nivel mundial, el 39% de personas adultas mayores de 18 años padecía sobrepeso y el 13 % eran obesas. En España según el estudio Nutricional de la Población Española, estas cifras son mayores con un 22% de obesos en la población de edades comprendidas entre 25 y 64 años, destacando Asturias, Galicia y Andalucía por tener el porcentaje de población con obesidad más elevado con el 26, 25 y 24% respectivamente.

El índice de masa corporal (IMC) es un índice utilizado para clasificar el sobrepeso y la obesidad en adultos. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2). La Organización Mundial de la Salud (OMS) define sobrepeso como un IMC mayor de 25 y la obesidad como un IMC mayor o igual a 30.

El riesgo de mortalidad específica en relación con el IMC ha sido estudiado en cohortes poblacionales muy amplias durante muchos años, apreciándose que a partir de un IMC de 25, la mortalidad aumenta un 30% por cada 5 puntos de incremento del IMC. Globalmente, para personas con IMC entre 30 y 35, la esperanza de vida disminuye en 3 años. Este riesgo es independiente de la edad y está en relación con las enfermedades asociadas como la HTA, apnea del sueño y con el aumento de riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares, infarto de miocardio, diabetes y cáncer.

Además, las personas con obesidad sufren problemas de fertilidad, falta de autoestima, rechazo social y discriminación laboral. Una dieta saludable equilibrada, el cambio en el estilo de vida y el incremento de la actividad física son los pilares fundamentales tanto en la prevención como en el tratamiento de esta enfermedad. No obstante, sobre todo en los casos de obesidad más avanzada, estas medidas fracasan a largo plazo. La cirugía bariátrica (operaciones para perder peso) ha demostrado ser eficaz en estos pacientes para el mantenimiento de una pérdida significativa de peso a largo plazo. Además, estos procedimientos han probado tener efecto protector en el síndrome metabólico (incluyendo diabetes mellitus), la incidencia de cáncer e incluso en la supervivencia.

También se produce un descenso de la mortalidad en pacientes obesos sometidos a cirugía bariátrica cuando se comparan con los que no han sido sometidos a tratamiento quirúrgico. Aunque la cirugía bariátrica se ha realizado desde hace más de 30 años, ha sido en los últimos 10 años cuando se ha incrementado y difundido su empleo considerándose una cirugía segura y coste efectiva. Según el informe anual de la Federación Internacional de Cirugía de la Obesidad y enfermedades Metabólicas (IFSO) en 2016 se realizaron en el mundo un total de 685.874 intervenciones de ellas el 96% fueron quirúrgicas y las técnicas más empleadas la gastrectomía vertical (53,6%) y el by-pass gástrico (30,1%).

1. ¿Cuáles es la cirugía más recurrente para tratar el tema de la obesidad? La tendencia actual en el mundo es la realización de gastrectomía vertical en más de la mitad de los pacientes.

2. ¿Cómo debe prepararse el paciente antes de la operación y cómo es la post-operación? Hay que hacer un estudio médico exhaustivo para conocer el estado de salud de partida y realizar la preparación que sea necesaria para llegar a la intervención en las condiciones más óptimas posibles. La preparación que es común a todos los pacientes es la pérdida de peso preoperatoria. El postoperatorio se basa en la analgesia adecuada y la rehabilitación precoz de manera que el paciente es dado de alta hospitalaria en 1 a 4 días dependiendo del tipo de operación a que se someta.

3. ¿Existe algún peso mínimo y máximo para este tipo de intervenciones? Sí aunque no es el único determinante, también son muy importantes las enfermedades asociadas del paciente obeso que pueden recomendar o contraindicar la intervención por exceso de riesgo quirúrgico.

4. Porque la obesidad no es solo un problema físico, ¿verdad? Pues no. La obesidad es una grave enfermedad que afecta a todos los órganos y aparatos y es actualmente la segunda causa de muerte evitable en los países desarrollados como consecuencia de las enfermedades que de ella se derivan como infartos, accidentes cerebrovasculares, diabetes, problemas respiratorios y hasta nueve tipos diferentes de cáncer.

5. ¿Qué papel juega la diabetes en una operación de cirugía en este tipo de pacientes? No es la diabetes la que juega el papel en la operación, es la cirugía bariátrica la que tiene un papel importante en el tratamiento de los pacientes diabéticos obesos, pues es capaz de conseguir remisiones completas de la enfermedad en ellos. De hecho ya se incluye en los algoritmos de tratamiento de las principales sociedades científicas relacionadas con el tratamiento de la diabetes como la IDF.

6. Su clínica es una de las clínicas con más experiencia en el uso de cirugía laparoscópica avanzada, ¿en qué consiste y cuáles son sus ventajas? La laparoscopia es un abordaje que evita grandes incisiones realizando la misma cirugía que por ellas. Las ventajas que aporta son menos dolor postoperatorio, menos complicaciones, mejor resultado estético y una más pronta reincorporación a las actividades cotidianas del paciente.

7. ¿Cuál es la más complicada? Depende del paciente. La complejidad de cada intervención guarda estrecha relación con la complejidad de la patología que afecta a cada paciente y hay que conocerla de antemano para anticiparse a los posibles problemas o dificultades que puedan surgir.

8. A su juicio, ¿cómo ha avanzado el tema de las intervenciones por obesidad? En los últimos quince años se ha materializado grandes avances en el tratamiento quirúrgico de esta patología, tanto en el conocimiento en profundidad de la enfermedad y sus efectos sobre la salud como en la tecnología. Ello ha hecho posible que hoy día se equiparen en riesgo a una colecistectomía o a una intervención por reflujo gastroesofágico.

9. ¿Qué método utilizan ustedes? En cuanto al método que nosotros empleamos, en primer lugar es el estudio en profundidad de cada paciente y el tratamiento multidisciplinar, aplicando en cada caso la intervención que menos riesgos y mejores resultados va a dar en cada paciente. Las intervenciones más realizadas son por orden la gastrectomía vertical, el by-pass gástrico, y la banda gástrica ajustable; todas ellas mediante abordaje laparoscópico.

10. ¿Cuánto peso se pierde? La cirugía se considera satisfactoria cuando es capaz de conseguir y mantener la pérdida de al menos el 50% del sobrepeso. En ello influyen múltiples factores como la edad, el peso antes de la cirugía, el estado de salud general, la capacidad para hacer ejercicio, la técnica empleada, el compromiso para seguir las directrices dietéticas y seguimiento así como la propia motivación y la cooperación de familiares y amigos.

Reportaje a Clohed Cirujanos en periódico IDEAL
Tags:
,



Clohed Cirujanos colaborador en la Acreditación Joint Commission International

El Hospital Vithas la Salud de Granada ha obtenido la acreditación de Calidad Sanitaria más prestigiosa del mundo, Joint Commission International, convirtiéndose en el único hospital granadino que cuenta con esta prestigiosa distinción, que comparte con el Hospital Monte Sinaí o la Clínica Mayo en E.E.U.U. Tan sólo 15 hospitales en España cuentan con esta distinguida credencial.

Esta acreditación supone trabajar con más de 1300 estándares, que resumen los criterios de calidad que deben cumplir los centros sanitarios para garantizar una atención con los más altos niveles de calidad y seguridad.