Prevención de la hipoglucemia

Prevención de la hipoglucemia

La prevención de la hipoglucemia es mejor hacerla a través del uso adecuado de los medicamentos para la diabetes y la nutrición adecuada.

No consumir más de la dosis prescrita de medicamentos (hipoglucemiantes orales). El uso excesivo de la medicación puede causar hipoglucemia grave.

Lleve un registro de lo que se come en relación con la cantidad de ejercicio que la persona recibe. Evite el consumo excesivo de alcohol. Asegúrese de comer cantidades adecuadas de alimentos.

  • Si usted tiene diabetes, siga cuidadosamente el plan de manejo de la diabetes que usted y su médico han desarrollado. Leer más acerca del tratamiento de la diabetes.
  • Si usted no tiene diabetes pero que tienen episodios recurrentes de hipoglucemia, comer comidas pequeñas frecuentes durante todo el día es una medida provisional para ayudar a prevenir los niveles de azúcar en la sangre baje demasiado. Sin embargo, este enfoque no es recomendable una estrategia a largo plazo. Trabaje con su médico a la identidad y tratar la causa subyacente de la hipoglucemia.
  • A pesar de que podamos tener cierta predisposición genética a padecer de obesidad, lo cierto es que se puede evitar si nos acostumbramos a seguir ciertos hábitos alimenticios y de ejercicio físico. ...

  • Existen diferentes causas que pueden generar la obesidad en una persona. La mala alimentación o los hábitos alimenticios poco saludables son una causa muy frecuente de la obesidad, aunque el tipo de alimentación no afecta a todas las personas por igual....




Clohed Cirujanos colaborador en la Acreditación Joint Commission International

El Hospital Vithas la Salud de Granada ha obtenido la acreditación de Calidad Sanitaria más prestigiosa del mundo, Joint Commission International, convirtiéndose en el único hospital granadino que cuenta con esta prestigiosa distinción, que comparte con el Hospital Monte Sinaí o la Clínica Mayo en E.E.U.U. Tan sólo 15 hospitales en España cuentan con esta distinguida credencial.

Esta acreditación supone trabajar con más de 1300 estándares, que resumen los criterios de calidad que deben cumplir los centros sanitarios para garantizar una atención con los más altos niveles de calidad y seguridad.