Cirugia Bariátrica en Obesidad Morbida

Cirugia Bariátrica en Obesidad Morbida

El tratamiento de la Obesidad Mórbida (OM) comprende un abordaje multidisciplinar basado en tres pilares fundamentales: la adquisición de nuevos hábitos alimenticios y reeducación alimentaria, la adhesión a un programa nutricional basado en dietas de bajo contenido calórico, y la introducción de actividad física aeróbica de manera regular. El objetivo es lograr una mejora de las comorbilidades asociadas a la OM, las cuales serán de más fácil manejo con pequeñas pérdidas de peso.

Sin embargo, en la práctica clínica, los resultados de dicho tratamiento médico son desalentadores, pues la gran mayoría de los pacientes (90-95%) recuperan el peso perdido en un periodo de tiempo inferior a los 5 años. Por otra parte, deberá indicarse tratamiento farmacológico coadyuvante con sibutramina u orlistat, cuando los métodos médicos conservadores hayan fracasado, con lo que se consiguen pérdidas de hasta el 10% del exceso de peso en un plazo de 2 años. Pero esta alternativa terapéutica tampoco muestra resultados definitivos a largo plazo, pues su alto coste económico y la imposibilidad de mantener su administración de manera indefinida, suponen un límite en cuanto a su efectividad.

Podemos afirmar, por lo tanto que, la alternativa terapéutica más efectiva en el tratamiento de la obesidad mórbida es, sin lugar a duda, la Cirugía Bariátrica que, a través de modificaciones anatómicas del tracto digestivo, permite la pérdida de peso de una manera gradual, mantenida en el tiempo y definitiva. Además, con la reducción ponderal se obtienen importantes beneficios en cuanto a la salud en general se refiere.

Los datos de los que disponemos demuestran una muy notable mejoría de las comorbilidades asociadas a la OM, incluyendo Diabetes Mellitus II, enfermedad coronaria, dislipemias, hipertensión arterial, Apnea Obstructiva del Sueño, y un largo etcétera de complicaciones derivadas del exceso de adiposidad corporal, mejorando la calidad de vida del paciente, y reduciendo las cifras de morbimortalidad.

En cuanto a los resultados de la Cirugía Bariátrica, se calcula una pérdida del exceso de peso de aproximadamente el 50-60% durante los primeros 12-24 meses tras la intervención, con una reducción del IMC de 10kg/m2, llegándose incluso a una pérdida del 70-85% en el caso del by-pass gástico, la más efectiva de todas las técnicas. Actualmente existen varios procedimientos quirúrgicos clasificados en técnicas restrictivas, malabsortivas y mixtas.

Las técnicas restrictivas tienen como objetivo reducir el tamaño gástico para, de este modo, limitar la cantidad de alimento ingerido. Para ello, se utilizan unos dispositivos con forma de banda o anilla que, una vez colocados, reducen el volumen del estómago a aproximadamente 30ml, con lo que el alimento no puede pasar al resto de la cavidad. Actualmente existen dos tipos, la gastroplastia vertical anillada (GVA) y la banda gástrica ajustable (BGA), que son los menos invasivos de todos los procedimientos bariátricos, si bien cuentan con defensores y detractores, ya que sus resultados son más limitados.

No todos los pacientes obtienen los mismos resultados mediante este tipo de técnicas, de hecho existen algunas características favorecen su efectividad: IMC inicialmente bajo, escasas comorbilidades asociadas, patrón no goloso ni picoteador, obesidad tipo ginoide y capacidad de compromiso con el plan nutricional. Por lo tanto, será obvio pensar que no serán las técnicas de elección en los pacientes con Obesidad Mórbida.

Las técnicas malabsortivas, por su parte, se basan en realizar modificaciones anatómicas a nivel intestinal, a través de anastomosis, con el fin de limitar la absorción de algunos de los nutrientes ingeridos con la dieta, que serán eliminados íntegros por las heces, con lo que el paciente pierde peso. Actualmente se conoce el by-pass yeyuno-ileal, que aparece como alternativa a los fatales resultados obtenidos mediante el by-pass yeyuno-cecal. Este tipo de técnicas asocian importantes complicaciones y el desarrollo de déficits nutricionales, con lo que su uso no está muy extendido.

Las técnicas mixtas, por último, tienen un carácter principalmente restrictivo, pero también algo de malabsortivo, por lo que integran parte de las dos anteriores. Este tipo de procedimiento está caracterizado por una reducción gástrica, con la consiguiente disminución de la ingesta, y la eliminación de una porción intestinal con su correspondiente superficie de absorción. La clave del éxito para este tipo de técnicas radica en que, al crear un estómago de una capacidad no superior a los 15-30ml, y reducir la longitud de un asa intestinal funcionante, se crea un estado de malnutrición y maladigestión que dará lugar a la pérdida de peso del paciente.

Sin embargo, también existe la posibilidad de que se desarrollen algunas complicaciones como los déficits nutricionales, por lo que el control dietético y la adhesión al plan nutricional post-cirugía es fundamental para la correcta evolución de nuestros pacientes. Actualmente se realizan dos procedimientos, el by-pass gástrico, que ofrece los mejores resultados de todas las cirugías bariátricas existentes, y la derivación bioliopancreáticca.

Por último comentar que, gracias a los grandes avances tecnológicos, hoy en día es posible someterse a una cirugía bariátrica en condiciones de gran seguridad. El descubrimiento de la laparoscopia ha significado una verdadera revolución en este campo, pues con ella, no sólo son menores los riesgos quirúrgicos, sino también el tiempo de recuperación y las molestias post-operatorias.

  • La cirugía de pérdida de peso puede ser un viaje intenso. La mayoría de los pacientes han sufrido a causa de su peso durante años, considerado los pros y los contras de la cirugía, tomado la difícil decisión de seguir un procedimiento médico y han preparado a sus familiares y amigos. Y después del día de la operación, comienza el proceso de recuperación....

  • A pesar de que podamos tener cierta predisposición genética a padecer de obesidad, lo cierto es que se puede evitar si nos acostumbramos a seguir ciertos hábitos alimenticios y de ejercicio físico. ...




Clohed Cirujanos colaborador en la Acreditación Joint Commission International

El Hospital Vithas la Salud de Granada ha obtenido la acreditación de Calidad Sanitaria más prestigiosa del mundo, Joint Commission International, convirtiéndose en el único hospital granadino que cuenta con esta prestigiosa distinción, que comparte con el Hospital Monte Sinaí o la Clínica Mayo en E.E.U.U. Tan sólo 15 hospitales en España cuentan con esta distinguida credencial.

Esta acreditación supone trabajar con más de 1300 estándares, que resumen los criterios de calidad que deben cumplir los centros sanitarios para garantizar una atención con los más altos niveles de calidad y seguridad.